Escritos,  Novedades

Análisis de la sesión del día 5 de febrero

Por cuestiones de tiempo no he podido colgar este post antes. He de decir que la sesión del otro día era la que más me preocupaba, dado que se trató ni más ni menos que de un encuentro entre dos tradiciones disciplinares diferentes: la Historia y la Filosofía. Y aunque es bien sabido (desde Hegel y su discípulo un poco más de izquierdas) que ambas cosas van unidas como un matrimonio (al que no calificaré aquí), los modos de enfocar los problemas son muy distintos.

Al final José Antonio Serrano nos ofreció una atractiva aproximación a la obra de Elliot, y el posterior debate tuvo una intensidad que desagraciadamente no pudimos extender. Con cierta experiencia ya a nuestras espaldas, no estoy seguro de que la opción de las dos ponencias haya sido la mejor. Puede que otra vez planteemos una sola y una mesa de debate más extensa a posteriori con vistas a extraer algunas ideas desde la contraposición de ideas. Ya veremos.

La segunda parte resultó muy grata por lo trabajada y analítica (en el buen sentido de la palabra -¿pero tiene alguno malo?). La exposición deductiva a partir de las supercherías populares que todavía hoy funcionan en nuestra sociedad. Fue seguida por un breve coloquio en el que aparecieron las posturas ya defendidas en anteriores ocasiones. Y es que ya nos vamos todos conociendo, así que habrá que tener cuidado, y anticipar las críticas de los oponentes. Hay que decir que el trabajo de José Antonio Cuenca abarcaba mucho más de lo que nos presentó y de lo que hay publicado en la web. Esperemos que pueda ser desarrollado posteriormente. De nuevo notamos que el tiempo de intercambio de ideas fue insuficiente. Pero lejos de ser algo malo, demuestra que el grupo funciona y que los temas siempre resultan de interés para la mayoría. Se planteó utilizar la web como espacio de ampliación para formular preguntas y establecer un diálogo más fluido, pero el foro que hay no sé si es muy operativo para este menester. Seguimos trabajando en ello.

En fin. Un saludo, y mañana continuamos.

Sin embargo, algunas personas se desconcertan al tratare de obtener remedios en l

Share

Deja una respuesta