Escritos,  Novedades

Comentario de Ximo Brotons a la charla

[Comentario de Ximo Brotons a la charla y al post anterior. Por alguna razón no ha logrado postear. Me he permitido la licencia de corregir algunos aspectos de estilo, como la puntuación y poco más, lo demás es suyo. Por cierto que cualquiera que lo desee puede postear, a ver si dejo de acaparar espacios y vosotros los ocupáis. Solo tiene que decírmelo y se le autorizará inmediatamente].

a) Muy amables tus comentarios. Gracias a todos por la asistencia. Sí, no solo se derrumba la insignificante ontología aristotélica, sino muchas cosas más. Por supuesto, la teología moral kantiana lo que en mí empezó como una intuición, intelectual y de carácter, se hizo realmente luz cuando di con Castoriadis grande Castoriadis, `Big Castor´.

b) No quisiera haber estado tan serio, pero la primera charla marcó un poco el tono, y bien, era y es un tema serio.

c) El que cometió una impropiedad fui yo, así que aprovecho para corregirme: en el esquema de la pizarra, donde puse «praxis», tendría que haber puesto «phronesis», que es la virtud de la «praxis»-acción, o podría haber puesto prudencia-política. Lo demás estaba bien puesto

d) Sobre las preguntas, salió aquello de «los futuros contingentes». en mi tesis, abordé el tema gramatical del pasado, y defendí un tiempo verbal acorde con lo que expliqué en la charla, que es el pasado imperfecto, que un filólogo alemán citado por Ferlosio llamaba «presente `in fantasma´». Virno tiene un libro titulado «El recuerdo del presente«, que no he leido, pero debe de ir por la misma linea.

e) En mi tesis no abordé el tiempo verbal del futuro, he pensado ahora que en efecto podría tratarse de nuestro futuro subjuntivo, pero esto habría que estudiarlo más. lo que sí rechacé en mi tesis es una futuridad a lo Heidegger.

f) Sobre la charla de Andrés, pues yo rechazo su materialismo histórico y entonces critico alguna confusión suya, a mi modo de ver, sobre lo de la nación histórica. En realidad, como ya dije, todo esto de la LOE no me parece ilustrado, sino una parodia de la ilustración. Como dije, todo esto, empezando por el «matrimonio» de los homosexuales, como ha dicho García Calvo, me resulta una especie de nacional (nacional-de-naciones) catolicismo de izquierdas, al modo del peor anglicanismo, y del peor protestantismo (y del peor Kant, es decir, un Kant que no ha pasado por Schopenhauer y Nietzsche, ¡ni siquiera por Castoriadis!) pero Kant tiene otras cosas que ya querrían estos cretinos entender.
Con todo esto, a los alumnos no les vamos a enseñar prudencia, sino obediencia debida, obediencia de almas bellas. no les vamos a enseñar qué es (y sobre todo qué significa) la democracia, sino el Estado `socialdemócrata´ de Derecho, aunque yo iría más lejos, y más que el Estado este, vamos a enseñar el Gobierno socialdemócrata de Derecho. Ya sabéis que el nuevo Estatuto de mi tierra distingue desde el principio entre Generalidad y Estado. O sea, que el Estado ya no es el que era. Por otra parte después de años de hablar de la desobediencia civil, ahora se escandalizan con la objeción de conciencia (aunque a mi me parece una acción puntual que no va muy lejos; con un partido político, que es C´s, no sé si hemos ido muy lejos, pero un poco más sí)

En cuanto a filosofía y ciencia, pues eso, una filosofía light, un vamos a debatir permanente, un guirigay, en realidad todo menos democrática, y por tanto otra asignatura, «dura», una «ciencia para…» que en realidad es calderilla, cultura científica para ponerse al día en lo cuántico, eso que sale en los periódicos o dicen por la tele, sin saber realmente nada de lo que se habla.

En lugar de dar una filosofía seria para todos (incluidos los de humanidades), pues eso, banalizando que es gerundio; y en lugar de obligar a estudiar Física a cualquier alumno de rama científica o técnica, pues eso, culturilla general, en plan debate. Finalmente, no se puede aprobar de ninguna de las maneras una ley de educación solo con la mitad del parlamento, y menos si se llenan la boca de democracia, ciudadanía, consenso, etc.

Sobre este tema espero que C´s (Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía) pueda decir algo en el próximo Congreso de los diputados con algún escaño.

Sin embargo, algunas personas se desconcertan al tratar de obtener buenas calificaciones remedios en l

Share

3 Comments

  • Anonymous

    muchas gracias al profesor González. ya se puede leer entera mi ponencia

    tampoco estuvo mal la polémica sobre la Loe

    yo no considero que el rechazo del materialismo histórico lo haga yo por un idealismo histórico. primero, citando a Schopenhauer y Nietzsche (que precisamente no sentaban cátedra y que solo gustan a los pensadores débiles en algunas cosas, entre otras cosas porque Vattimo es creyente y no ateo), estos no son autores idealistas.

    segundo, porque yo entiendo por historia dos cosas: primero, la disciplina de la historiografía; segundo, la «historia natural» en el sentido de «investigación de la naturaleza», y por tanto como casi sinónimo de filosofía, pues. De una filosofía que a su vez es histórica en el sentido de que «hace historia» como hoy se dice (algo parecido a una «ideología», pero en cuanto «ideología» de la democracia , no de partido, es decir, algo que llamo en sentido estricto «ética») y también que «explica» su tiempo (enseña, en el sentido de «pedagogía», es decir, casi como sinónimo de educación: «la filosofía es una reflexión general sobre la educación», Dewey)

  • Andrés González

    En respuesta al comentario que dedica el profesor Ximo Brotons al contenido de mi charla, a mí me gustaría decir sobre el contenido de la suya, que sus tesis hermeneútico-críticas o doxográfico-filológicas me parecen muy originales, mejor aún, geniales. Estoy deseando leer su trabajo para hacer un seguimiento más pausado de esa línea interpretativa. Mi enorabuena.

    En relación a lo de «mi» materialismo histórico, pues hombre, no es mío. Es de Marx. Y si el profesor Brotons lo rechaza, pues será porque acepta algún tipo de idealismo histórico. Al parecer, por los autores que cita, el de los post-kantianos anti-hegelianos que tanto gustan a los representantes del llamado «pensamiento débil». Yo, por mi parte, si hay que ponerse «alemán» e idealista, me quedo con Hegel, ese «gran pensador» del que Marx se declara «abiertamente discípulo» en el postfacio a la segunda edición de El Capital, diferenciándose de los «petulantes y mediocres epígonos que hoy ponen cátedra en la Alemania culta».

    Respecto a eso de las cosas buenas que tiene Kant y que son muy difíciles de entender, yo digo lo que Juan de Mairena:

    «En leer y comprender a Kant se gasta mucho menos fósforo que en descifrar tonterías sutiles y en desenredar marañas de conceptos ñoños»

Deja una respuesta